Mensajes de Wolf_Link256

    Muchas gracias Kaynil :^_~: Me alegra que comentes, como el saber que algunos lo estén leyendo!! Prometo hacer del fic cada capítulo mejor.


    Capítulo 3: La Luna Amarilla


    (...)


    _ Este animal no es un riesgo para nosotros chicos. _ Aclaró la princesa.


    _ ¿Pero de qué estás hablando hija? ¿Acaso quieres que este lobo nos desgarre la carne y nos cene?


    _ No lo hará papá, lo que necesito es que los guardias se vayan. Señores, os ruego que os vayáis. _ Ordenó mirando a los guardias. Estos mirándose confusos siguieron la orden. Al irse, sólo quedaba el rey.


    _ ¿Cómo estás segura...? _ Temeroso al animal.


    _ Mi poder me protegerá papá. Este animal no tiene corazón salvaje ni odio en sus venas. Confía en mí y en las diosas papá.


    _ ...De acuerdo. Cualquier cosa me avisáis. Pero no confío en este animal, así que ordenaré a dos guardias vigilarte. ¿Entendido?


    _ Entendido.


    _ Está bien. _ Dándole un pequeño beso en la mejilla. _ Me iré a dormir, buenas noches, que mañana hay muchos asuntos pendientes.


    _ Buenas noches.


    El rey se fue a su habitación y Zelda quedó a solas con Link. La princesa sabía que no había ningún riesgo. Ella sabía perfectamente que era Link al sentir la fuerza de la trifuerza. La princesa tenía que hablar con él pero la presencia de los guardias lo impediría, ya que sería extraño que hablase con animales. La princesa sabía que lo último que Link quería era que descubrieran su identidad, por lo que debía deshacerme genuinamente de los guardias. Así que la princesa tenía un pequeño plan.


    _ Sígueme. _ Dijo la princesa a Link. Link la siguió por las escaleras hasta llegar a la puerta de su habitación. Los dos guardias la acompañaron como el rey ordenó. _ Estaré bien señores, os pediré que os quedéis aquí. Cualquier cosa os doy el permiso de entrar.


    Los guardias no hallaron cómo decirle que no, por lo que sólo se vieron entre ellos y asintieron con la cabeza con un formal “Como ordene princesa”. La princesa entró a su recámara y con su mano me insistió que entrara. Seguidamente cerró la puerta. La princesa era más chispa de lo que parecía.


    Link miró por un momento la recámara. La pared era de un color rosa suave y había muchos retratos de la familia real. Había muchos adornos lujosos y una gran cama de colchón ortopédico; al parecer la princesa sufría de dolores de espalda. Sin duda alguna el castillo había tenido ciertas remodelaciones.


    Link admitía que era un poco incómodo para él que estuvieran ambos solos en la habitación de la princesa, y como el olor a durazno lo había mareado ya.


    _ Bueno Link, ahora que estamos solos podemos hablar mejor. ¿Por qué has venido? ¿Necesitas?


    Link sólo se miró a sí mismo y dio un ladrido.


    _ Supondré que es porque quieres volver a tener tu forma humana, ¿no es así?


    _ ¡Guau!


    _ Intentaré regresarte a tu verdadera forma.


    Zelda levantó su mano izquierda e intentó usar su poder mágico. Sin embargo, algo estaba pasando que Link no respondía a su magia; más bien la marca de la trifuerza de Zelda comenzaba a brillar.


    _ Me temo que no puedo hacer nada Link... Es muy extraño.


    Link sólo bajo la mirada, esperando que Zelda hallara una solución.


    _ La magia que te mantiene en tu forma de bestia es la misma magia malvada con la que viniste aquella vez. Usaste el cristal, ¿cierto?


    Link asintió con su cabeza con algo de pena.


    _ Bueno. Te diría que fueras de nuevo a buscar la espada maestra. Sin embargo, percibo que esa magia se ha apoderado de tu alma...


    Link sólo abrió sus ojos preocupado.


    _ El cristal en el que residía la magia oscura debió haberse roto, y como resultado ha buscando un portador, que has sido tú. De todas formas, la espada maestra está descansando Link, y mientras no haya presencia del enemigo nadie la podrá sacar de su pedestal. Siendo tú aún el elegido.


    Link sólo bajó la cabeza pensando que todo estaba perdido.


    _ Pero no te preocupes, que tengo una idea. Como te dije, al romperse el cristal ahora eres el portador de la magia oscura, por lo que la magia te buscará a toda costa para entrar en tu cuerpo. La solución que tengo sería buscar algún objeto que pueda mantener la magia alejada de ti para que recuperes tu forma humana. Debe ser un objeto que en este momento esté presente y que luego desaparezca...


    (Segundos de silencio)


    _ Ya sé, ¿qué me dices si encanto a la luna?


    Link aceptó con un ladrido. De por sí Zelda sabía más que él.


    _ ¿Está todo en orden su alteza? _ Preguntó uno de los guardias.


    _ Todo en orden muchachos.


    _ Una pregunta su alteza ¿Está hablando usted con la bestia?


    _ No, estoy meditando y hablando con los antiguos dioses para bendecir a este animal del mal.


    _ Oh claro princesa, perdone mi incumbencia.


    _ Vaya, a veces no entienden el significado de privacidad... _ Dijo en voz baja. _ Pero no los culpo Link, no sabes lo temible que luces así jeje. Aunque para mí luces lindo.


    _ Guau _ Ladró Link sacando la lengua.


    _ Ejem, en qué me quedé... Cierto, en el hechizo de la luna. Verás, la luna es el único objeto que nos abandona, por lo menos durante el día. Si encanto a la luna, podrá llevarse tu maleficio durante el día como un imán y volverás a ser humano de nuevo. Pero al caer la noche y la luna se haga presente, la luz que irradiará traerá consigo la magia oscura que regresará a su portador. En otras palabras, con este hechizo será humano de día y lobo de noche, como en las películas de Lanayruwood. ¿Te parece bien?


    Link ladró feliz. Al menos ya no sería un lobo siempre.


    _ Olvidé dos cosas importantes Link. El día en que haya luna llena, la fuerza imán de la luna aumentará, por lo que serás humano esa noche; y cuando sea luna nueva, no habrá luna que recoja tu magia y serás lobo de día. Así que estate pendiente de eso.


    Y otra cosa importante es que cuando llegue el ocaso y se ponga el sol, procura esconderte en un buen lugar que tu transformación. No querrás que salga la luna y te transformes en frente de alguien. ¿Trato?


    _ Guau _ Ladró Link alzando su pata hacia la mano de Zelda.


    Tras haberle quedado claro a Link cómo funcionaba el hechizo, Zelda abrió la ventana y dijo una oración con sus manos al pecho y sus ojos cerrados:


    “Luna que reinas los cielos oscuros, ampara la maldad que se acoge en esta alma. Sed un imán del mal y devolvedle su forma en tu ausencia. Por el amor de los dioses, escucha mi súplica”


    ... Y una luz empezó a irradiar de las manos de Zelda que salieron disparadas hacia la Luna. Link sólo se sentó contemplando el hechiza mientras que Zelda seguía con sus ojos cerrados segura de lo que hacía. Luego Link comenzó a notar como una luz blanca también salía de su pecho.


    Al llegar la luz a la luna, esta se volvió amarilla como el queso.


    _ Listo. ¡Ahora la luna es mágica! He enviado el hechizo junto con parte de tu alma a la luna para que atraiga la magia oscura. Así la sacará de órbita cuando sea de día. Y te aseguro que mañana habrá muchas preguntas acerca de la luna amarilla...


    _ Guau _ Ladró Link agradecido.


    _ De nada. Ahora deberías irte. Ya casi amanece y sería extraño que de pronto aparezca un sujeto en mi cuarto conmigo en vez de un lobo jeje. Cualquier pregunta que tengas no dudes en venir, preferiblemente de día para entenderte.


    Link asintió con la cabeza y se paró para marcharse.


    _ Ya sabes, que nadie te vea.


    _ Guau _ Yéndose de la habitación. Los guardias de la puerta casi se descomponen cuando vieron salir a la bestia del cuarto. Link ya estaba más tranquilo, aunque no debía olvidar todo lo que le dijo Zelda. Ahora alternaría su forma de día y de noche, y debería ser cuidadoso con eso.



    Continuará...

    Yo al fin empecé con Skyward Sword, y me está gustando bastante!! (me encantan los gráficos, las misiones y el protagonismo de Zelda)


    Si algún día lo termino, veré si ahorro y me compro el Ocarina of Time 3D o ahorro más y me compro una Wii U. Si me compro una Wii U irían incluidos los gastos en controles y otros juegos, así que debería ahorrar desde ya xD. Sinceramente el Zelda: Triforce Heroes no me llama la atención, como tampoco los Four-Swords.

    Yo la fui a ver al cine apenas salió, aunque no puedo decir nada de la saga ya que es la primera de Jurassic Park que veo :v Aunque me imagino que para todos es muy predecible lo que pasará.


    A mi parecer estuvo bastante bien. La película es muy interesante e intensa. Valió la pena verla la verdad. Aunque de por sí si se trata de dinosaurios me gusta xD

    Capítulo 2: La Tragedia del Cristal.


    Link supo que la maldición había recaído permanentemente de nuevo en él; pero esta vez la piedra estaba rota y toda esa magia oscura residía en su interior. Link se puso pensativo.


    Casualmente, su mirada se desvió por un momento al buzón de su casa y vio una pequeña carta saliente de esta. Era la carta que Beth le dijo que le había llegado anteriormente. Con algo de desánimo Link la cogió cuidadosamente con sus dientes para leerla. Sin embargo, sabía que leerla allí no era la mejor opción. Sería extraño que alguien viera a un lobo leer el correo de alguien, así que se encaminó a la fuente de Ordon donde nadie lo pudiera ver.


    Link colocó la carta frente a él y contempló el escudo de Hyrule en ella; lo que le hizo saber que era una carta importante. El nombre del remitente aclaró que era una carta de la princesa Zelda. Link no esperó un segundo para leerla; aunque tuvo que tomarse su tiempo para abrir el sobre. No le quedó más que usar su boca para ello; aunque debía procurar no mojar la carta con su babeo.


    Cuando al fin logró abrir el sobre y extender la carta, pudo leerla. La carta decía lo siguiente:



    ***************
    Estimado Link:


    Te doy infinitas gracias por todo el sacrificio y arduo trabajo que hiciste por el reino de Hyrule. Luchaste y defendiste el reino como el héroe que eres; fuiste muy valiente. Has demostrado ser un héroe honorable; las diosas no se equivocaron. Todos estamos en deuda contigo, por lo que no dudes en contar conmigo para cualquier cosa que necesites. Siempre estaré lista para darte una mano.


    Perdóname por no agradecerte antes, Link; pero desde que la paz ha vuelto he estado la verdad muy ocupada con muchos asuntos importantes del castillo como para sacar tiempo para escribirte. De nuevo, muchas gracias.


    Atentamente, se despide:


    La Princesa Zelda


    ***************



    Al leerla Link dio un pequeño suspiro de agrado y sonrió. Estaba un poco más tranquilo al saber que la princesa estaba bien. Y por fortuna, Link tenía el completo apoyo de la princesa Zelda. Esa fue la carta más oportuna que pudo haber leído alguna vez; y se dio cuenta que debía buscarla cuanto antes posible. Y debía apurarse, ya que la noche ya estaba presente y no quería llegar cuando la princesa estuviera dormida, por lo que rápidamente se puso en marcha hacia el bosque de Farone.


    Cruzó por todo el espeso bosque hasta encontrarse al frente de la casa de Coro. Aquel hombre vendedor de aceite quien una vez le regaló su candil. Coro vio a ese gran lobo acercarse aunque no reaccionó con ningún tipo de temor. Al contrario; parecía verlo como algo inofensivo.


    _ ¡Hola, gran lobito! Es extraño ver lobos en esta zona... ¿Qué tal?


    Link sólo se detuvo y vio a Coro con gracia. “Extraño es que hables con lobos” Se pensó Link con risa interior.


    _ Más te vale no atacarme. Mis carnes no saben tan bien ji ji ji. ¿Te gustaría quedarte para un delicioso panqueque? Tengo un pollo con cabalazas.


    Link sólo le ladró y prosiguió su camino por el bosque. No tenía tiempo como para hacer amistades con el tal Coro. No se estaba muriendo de hambre como para perder tiempo.


    _ Bueno, al parecer no tienes hambre... Pues mejor, más para mí ji ji ji.


    Link se topó con muchas plantas carnívoras, como era de costumbre, pero no iba a perder su tiempo en enemigos fáciles que no podían siquiera trasladarse. Cuando salió de la espesura de árboles del bosque, ya se encontraba en las Praderas de Hyrule pertenecientes a la provincia de Farone. La ventaja de ser un lobo era que podía correr más rápido sin cansarse tan pronto que si fuera humano.


    Al igual que en el bosque, Link intentó evitar a toda costa todo enemigo que se le cruzara. Aunque ya lo tenía cansado un ave que lo estaba persiguiendo todo el rato incrustándole las garras en su lomo y picoteando su cabeza. Por más rápido que fuera no lo lograba dejar atrás. En eso, el ave picoteó la oreja de Link. Esa fue la gota que derramó el vaso, y Link se hartó de una vez por todas y lleno de coraje se dio medio vuelta y mordió el pecho del ave. Lo mordió tan fuerte que lo mató al instante; y sus dientes se llenaron de sangre caliente con un fuerte sabor. A Link no le agradaba matar enemigos a mordidas ya que se sentía como si fuera un... animal; pero ya se había acostumbrado al sabor a sangre que sus ataques dejaban en su boca.


    Link se dirigió hacia el norte entrando a la provincia de Lanayru, específicamente en la Pradera sur del castillo de Hyrule. Estaba dispuesto a entrar cuando fue atacado por una manada de Stalwolves, sus rivales lobos esqueletos. Eran aproximadamente unos veinte, el mayor número de Stalwolves a los que se había enfrentado.


    Link a primeros instantes quiso optar por su ataque de energía oscura, hasta que recordó que Midna no lo acompañaba, dejando una pequeña nostalgia momentánea. A Link no le quedó otra mejor opción que su ataque giratorio, que era infaltable en sus dos formas. Por lo que esperó a que los stalwolves se acercaran lo suficiente a él para realizar el ataque. Cuando aproximadamente unos cinco estaban alrededor de él, Link los atacó antes de que estos lo atacaran a él, y seguido empezó a atacar rápidamente a uno por uno. Link odiaba que lo atacaran en manada, pero aunque le vencían en número sabía que podía contra ellos.


    Cuando al fin se deshizo de los rabiosos stalwolves, Link procedió a entrar en el castillo de Hyrule; aunque sabía que debía ser cauteloso ya que había un guardia vigilando la puerta, y si lo veía la cerraría. Entonces escondido entre arbustos y escaleras logró acercarse sin ser visto. Cuando le faltaba poco por llegar y no había más donde esconderse se pegó una carrera hacia la puerta. El guardia en vez de entrar y cerrar la puerta se quedó congelado del temor con su lanza en la mano. Parecía que había visto un monstruo. Link con el tiempo había notado lo cobardes que eran los guardias de Hyrule.


    Cuando entró en la ciudadela, todas las personas entraron en pánico y empezaron a correr desesperados, incluso las señoras tiraron sus bolsas y compras. Link sólo intentó no hacer mucho alboroto y se dirigió directo a norte de la ciudadela, a la entrada del castillo. Al llegar, había cinco guardias preparados para luchar, aunque no se sabía cuál de todos temblaba más.


    Link intentó esquivarlos, pero los guardias se lo impedían ya que era su deber; así que debía quitárselos de encima. Link hizo una pequeña sonrisa maliciosa; ya tenía una idea. Se colocó en frente de todos los guardas e hizo un ataque giratorio acompañado de un fuerte ladrido. Estos asustados dejaron caer sus lanzas y dieron un fuerte grito de niña, huyendo a toda velocidad. Link sólo se echó a reír en su interior. Pasado esto entró al castillo en busca de la princesa Zelda, pero fue detenido nuevamente por guardias; pero esta vez no eran cinco, sino muchos guardias, y más valientes que los anteriores. Estos se veían firmes y sin temor, y tenían la mirada fija ante cualquier movimiento de la bestia. Link no tuvo otra alternativa que detenerse. Así que empezó a ladrar y aullar con el fin de que Zelda lo escuchara, ya que Zelda era una de las muy pocas personas que sabían de la transformación de Link


    Los guardias lo amenazaban con sus puntiagudas lanzas si se disponía a atacar. Era muy frustrante. Link no paraba de ladrar. En eso el rey de Hyrule llegó a la habitación para saber a qué se debía tanto alboroto y tanto ladrido.


    _ ¿Qué sucede aquí? _ Preguntó el rey, cuando su mirada se dirigió al lobo acorralado. _ ¿Y qué hace esta bestia en nuestro sagrado recinto?


    _ Al parecer este lobo se burló de los guardias de la ciudadela y entró al castillo. No sabemos por qué ha venido... su alteza. _ Explicó un guardia con mucho respeto.


    _ Pues quiera lo que quiera no lo quiero aquí. No me agradan los animales, y menos los salvajes como este lobo. Es una amenaza para los habitantes. Sacadla de aquí inmediatamente.


    _ Sí señor. _ Obedecieron.


    Los guardias prosiguieron a sacar a Link del castillo por la fuerza, punzándolo hasta que saliese. Link sólo ladrara junto con gemidos de dolor. Sabía que no podía resistirse y debía retroceder, sino quedaría como un queso, lleno de agujeros.


    En eso, un dulce aroma a durazno se hizo presente en la nariz de Link. Un olor muy conocido para él y que recordaba de dónde era proveniente. Era el perfume de la princesa Zelda, quien había bajado de su habitación para ver a qué se debía el escándalo y los ladridos.


    _ ¿Qué sucede señores? ¿Acaso escuché ladridos? _ Dijo con voz serena.


    _ Una bestia entró al castillo hija. Mandé a los guardias a sacarla de inmediato. Es peligrosa. _ Aclaró el rey.


    _ Debo ver a cuál bestia te referís, padre. _ Saliendo del castillo. El rey no sabía por qué Zelda la quería ver.


    _ ¡Espera Zelda! _ Yendo tras ella.


    Zelda se asomó entre los guardias para ver de qué se trataba. Los guardias al ver a la princesa de inmediato le dieron espacio, pero no sin antes advertirle de la bestia.


    _ Cuidado su majestad, esta bestia puede ser peligrosa.


    Zelda observó al lobo, todos sus rasgos físicos y su comportamiento. El animal parecía sereno y parecía entender lo que se le decía. Además, tenía unos grandes ojos azules, que terminó de confirmar a la princesa de quién se trataba...



    Continuará...

    Gracias por opinar.


    Al fin he terminado el juego (que nostalgia) y ya puedo decir cuál es la mazmorra más difícil. Como dicen ninguna es así como demasiado difícil; pero la que se me dificultó más y hallé más laberíntica y larga fue Celestia. Eso de tener muchos pisos arriba y abajo lo hace muy enredado. Además de tener que encender y apagar los abanicos grandes con una cosas en el techo. Definitivamente una mazmorra genial. (Al principio pensé que era un templo de la antigua Altárea... qué perdido)


    En cuanto a los jefes, en general todos me parecieron interesantes. Repito, ninguno fue difícil (de hecho no perdí con ninguno de ellos) Pero en lo personal disfruté mucho la batalla contra Stallord, Armogohma y Argorok. Stallord porque fue una experiencia única usar el trompo en la batalla; parecía más bien un juego que una batalla, fue bastante divertido (además de que era difícil que te hicieran daño). Con Armogohma disfruté usar el Cetro del Dominio para aplastarla. El Cetro casi no se usa en el juego, pero fue uno de mis ítems favoritos. Y Argorok fue una batalla muy intensa en el que se debía ser hábil con los ganchos, una batalla épica para mí (aunque muchos odian a este dragón). Ganondorf si no entra en mi lista.